Votar pensando en 2020

Por Jordi Calvo Rufanges, Diario de un altermundista



La última encuesta del CIS nos ha puesto los pelos de punta. El PP alcanzaría una holgada mayoría absoluta. Pensemos en lo que hizo este partido la última vez que gobernó de este modo y nos vendrá a la cabeza aquello de la dictadura de la mayoría que ofrece la imperfecta democracia que tenemos. Sí, también se puede echar un vistazo a lo que hacen en las comunidades donde tienen mayoría absoluta desde hace años y comprobar algunas de estas prácticas. Da miedo también el PP con mayoría absoluta, porque ha demostrado sobradamente ser capaz de generar la sensación en la ciudadanía de que hacen un buen trabajo, bien sea por la manipulación mediática o por medidas populistas, como los grandes eventos en la arruinada Valencia.

Dan ganas, por tanto, de votar a la alternativa que más escaños suma por votos conseguidos (el llamado voto útil) y evitar al menos la mayoría absoluta del PP. Pero vista la enorme diferencia existente, ya calificada como imposible de remontar -históricamente el CIS se ha equivocado en sus estimaciones no más de 6 o 7 puntos porcentuales- puede ser el momento de arriesgarse por votar pensando en el futuro. Porque el PP ganará las elecciones a no ser que haya algún improbable acontecimiento extraordinario que a última hora movilice a buena parte del 30% de personas indecisas a votar al PSOE, como ocurrió en 2004.

Votar pensando en que nos va a tocar vivir una, dos o tres legislaturas de derecha conservadora, con una dura travesía del desierto de los socialistas, puede ser una buena opción. Las alternativas por la izquierda al bipartidismo pueden aumentar su representación gradualmente durante estos años y generar un marco político en el Estado español que lleve a un verdadero giro progresista de futuro. ¿Por qué no pensar en un gran partido de izquierdas y en un gran partido verde, además de la socialdemocracia, que haga que en 2015, 2019 o incluso en la siguiente década, sea tan útil electoralmente votar a varias opciones de izquierdas, ecologistas, anticapitalistas, para que en este país se apliquen medidas verdaderamente de progreso social? No es tan difícil, en Alemania ya ha pasado algo así.

Es necesario crear un marco político diverso, alternativo al bipartidismo, que no se consigue de la noche a la mañana, para que en un futuro la política recupere credibilidad y las opciones ahora minoritarias no sean marginales. Es comprensible que la gente sienta desafección por la política cuando las únicas alternativas son un PP y un PSOE que cada vez se parecen más. Aunque entiendo el miedo a tener en el poder a la derecha más dura durante toda una década en el poder. Estremece pensar qué nos quedará para cuando el gobierno esté en manos de una renovada y diversa izquierda.

Pero quizá sea bueno que toquemos fondo para darnos cuenta de que el actual modelo de vida necesita cambios de fondo. El depredador con el ser humano y la naturaleza capitalismo global ya no se puede rescatar, se tiene que acabar.

2 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

Me encanta como se complementa este blog. Un verdadero trabajo en grupo.

Así da gusto hacer las cosas.

Mil gracias.

Anónimo dijo...

Siento debilidad por Anonymous.